Ya están disponibles breves definicioes sobre algunas de las patologías más importantes derivadas de la arterioesclerosis. ¡¡¡En breve habrá más!!!!

domingo, 13 de febrero de 2011

El colesterol elevado en la vejez, asociado a menor riesgo de demencia

(http://www.hipocampo.org/articulos/articulo0236.asp)

El colesterol elevado en las etapas avanzadas de la vida parece estar asociado a un menor riesgo de demencia, particularmente entre los no fumadores, al igual que parece suceder con el riesgo cardiovascular según sugieren los resultados de múltiples estudios recientes. Esto contrasta con lo que ocurre con el colesterol elevado en la madurez, que la mayoría de las investigaciones asocia a un mayor riesgo de demencia al llegar a la vejez. El estudio, en el que han participado investigadores suecos y norteamericanos, ha sido publicado en la revista Neurology.

Los autores llevaron a cabo evaluaciones neuropsiquiátricas, antropométricas y de laboratorio (entre otras) sobre un total de 392 participantes de una cohorte de sujetos nacidos entre 1901 y 1902, residentes en Göteborg(Suecia), examinándolos por primera vez a la edad de 70 años, y realizando el seguimiento a las edades de 75, 79, 81, 83, 85 y 88 años. La información sobre los que no se pudo realizar el seguimiento se obtuvo a partir de informes clínicos, datos de hospitales y certificados de defunción. Se examinaron los niveles de lípidos a las edades de 70, 75 y 79 años, y la incidencia de demencia entre las edades de 70 y 88 años.

En sus resultados, los investigadores encontraron que los niveles de colesterol elevados a las edades de 70, 75 y 79 años estaban asociados a un riesgo menor de demencia en las edades de 79 a 88 años. El examen de los niveles de colesterol por cuartiles mostró que la reducción del riesgo solo estaba presente en el cuartil con cifras más elevadas. En los mismos controles y tramos de edades, no se encontró asociación significativa entre los niveles de triglicéridos y la incidencia de demencia. Cuando se examinó la relación entre colesterol y riesgo de demencia en conjunción con la condición de fumador, no fumador o ex-fumador, se comprobó que la asociación del colesterol elevado con una reducción del riesgo de demencia solo se presentaba entre los no fumadores (aquellos sujetos que jamás habían fumado).

Según estos investigadores, es posible que el colesterol elevado juegue algún papel en la protección frente a la demencia, al ser una molécula esencial en muchos procesos fisiológicos, como precursor de las hormonas esteroideas (estrógenos, andrógenos...), aportando integridad estructural y modulando la fluidez de las membranas celulares, es también esencial para la integridad sináptica básica y la neurotransmisión... Además, algunos estudios in vitro sugieren que el colesterol actúa también como antioxidante.

Si esto es confirmado por estudios ulteriores, habría que replantearse el tratar o no las hipercolesterolemias en estos tramos de edad. Sin embargo, comentan los autores, otra explicación posible es que el colesterol elevado en estas edades no sea más que un marcador de "robustez" de estos ancianos, de resistencia de los mismos a la incidencia de demencia. Esto también sería importante de ser el caso, pues induciría a investigar qué factor o factores influyen en la "invulnerabilidad" de algunos de estos ancianos con colesterol alto frente a la demencia.

miércoles, 11 de febrero de 2009

¿QUÉ ES EL COLESTEROL?

Antes de centrarme en la temática principal de este blog: hipercolesterolemia (exceso de colesterol), me gustaría hablarles un poco, a modo de una pequeña introducción, de lo que es el colesterol. El colesterol es, bioquímicamente, un esterol (lípido) que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados. Se presenta en altas concentraciones en el hígado, médula espinal, páncreas y cerebro.

Hay dos tipos principales de colesterol: HDL y LDL. Y entre estos popularmente se hace una gran distinción: colesterol bueno y colesterol malo. Pese a que ambos son muy necesarios y realmente buenos para nuestro organismo. No obstante el termino de colesterol bueno le es dado al HDL, pues al tener una mayor concentración de lipoproteínas no se acumula (si hay una alta concentración de éste, volverá al hígado, donde se eliminará).

Niveles de colesterol

El conocimiento de nuestro nivel de colesterol es algo realmente importante, ya que va a permitir hacernos una idea aproximada del riesgo cardiovascular.

Por tanto, es recomendable, la realización de pruebas (en una simple analítica rutinaria de sangre podemos determinar nuestro nivel de colesterol), para determinar dicho nivel.

En adultos, se aconseja la realiza ción de esta prueba al menos cada cinco años.



Declaraciones de un estudiante de medicina...


Esta sección del blog: "Declaraciones de un estudiante de medicina..." ha sido creada gracias a la contribución de un buen amigos mio (Martinez -future- Medical Doctor =Martinez FMD), en la cual podremos leer algunos detalles interesantes y anécdotas sobre el colesterol.


"La alta presencia de LDL (Low Density Lipoproteins) muestra un posible riesgo de infarto de miocardio al encargarse del transporte del colesterol desde el hígado a los tejidos corporales, acumulando cantidades más o menos considerables del mismo en las arterias".


Declaraciones de Martinez FMD.

COLESTEROL. Su importancia en la calcificación de los huesos.

"Cuando las 7-8 colesterol reductasa actua sobre el colesterol da lugar al 7 deshidrocolesterol, gracias a la incidencia solar y a dos hidroxilaciones sucesivas (primero en el hígado y luego en el riñón) se consigue la vitamina D3, sumamente importante para la calcificación del hueso."

Martinez FMD.

Causas y repercusiones de la hipercolesterolemia

Una elevada concentración de colesterol en la sangre puede tener diversos orígenes, entre los que se incluye el genético; no obstante, el más habitual se encuentra en una ingestión excesiva de grasas de origen animal.





(http://homepage.mac.com/hvillega/images/Blogg/2006_07_07_gordos.jpg)


Esta elevada concentración de colesterol en sangre es muy peligrosa, ya que puede conducir a la aparición de diversas enfermedades; por ejemplo, puede contribuir a la aparición de arteriosclerosis, así como a otras enfermedades vasculares y cardíacas.








Habiendo sido publicados diversos ensayos y mostradas numerosas pruebas clínicas, sobre todo en estos últimos años, que demuestran que la disminución del colesterol en sangre reduce de forma muy apreciable el riesgo de padecer enfermedades del corazón como, por ejemplo: angina de pecho, infarto agudo de miocardio (cardiopatía isquémica),...

Es decir, si con un nivel de colesterol de 200 mg/dL el riesgo es 1, una cifra de 250 duplica el riesgo y una de 300 lo cuadruplica. Los niveles altos de colesterol representan una de las causas principales del desarrollo de otras obstrucciones arteriales en nuestro organismo. Enfermedades como los infartos cerebrales, obstrucción de las arterias de las piernas, hipertensión, etc. (aterosclerosis).

En publicaciones posteriores, hablaré de las principales enfermedades en las que el colesterol puede ser un factor de riesgo.

Arteriosclerosis

El colesterol en exceso es responsable, como ya decíamos anteriormente, de diversas enfermedades, principalmente cardio-vasculares.

Desde este blog, precisando antes que la información que a continuación se expone es meramente informativa y aconsejando consultar a un especialista en la materia en caso de duda; vamos a hablar de algunas de las enfermedades más "importantes" que se derivan de la hipercolesterolemia., y para empezar, hoy, hablaremos de la arteriosclerosis; patología responsable/ a partir de la que derivan la mayor parte de las enfermedades hipercolesterolémicas.


Etimológicamente: “endurecimiento de las arterias”:

Esta patología puede ser provocada tanto por niveles elevados de colesterol (hipercolesterolemia) como por el tabaquismo (por tanto, y aunque no nos centraremos en este último causante de la arteriosclerosis, la supresión de tabaco nos ayudará a mejorar nuestra patología).


Podemos decir, en conclusión, que la arterioesclerosis es un trastorno en el que se produce un endurecimiento y estrechamiento de las paredes de las arterias a causa, principalmente, de cúmulos de colesterol; esto es debido a la gradual acumulación, desde la juventud, de tejido graso, en las capas internas de los vasos (principalmente arterias), lo que provoca su inflamación (por el ataque de estos acumulos de grasa por parte de los glóbulos blancos -formando las placas de ateroma) y el depósito de calcio, reduciendo la elasticidad y el tamaño de las mismas interfiriendo con el flujo sanguíneo. Esto hace disminuir, llegando a dificultar completamente, el riego sanguíneo del tejido al que llega la arteria. Además, estas placas de ateroma se pueden romper, lo cual desencadenaría un proceso de cagulación -los globulos rojos y las plaquetas se "apelotonarían" para intentar reparar la zona dañada, haciendo que la luz del vaso se estreche cada vez más.

A nivel cardiaco produce problemas cuando esto sucede en las arterias coronarias.

Aunque posteriormente nos centraremos más pormenorizadamente en los hábitos alimenticios que se han de seguir para mejorar nuestra situación ante la hipercolesterolemia, podemos decir que, para evitar la arterioesclerosis, debemos:



· disminuir el consumo de carnes rojas, huevos y lácteos como la leche entera o mantequilla.

· aumentar el consumo de pescado azul (caballa, sardinas, salmón, anchoas, etc.).

· los frutos secos (nueces, avellanas, almendras...) son ricos en fibra y ayudan a bajar el colesterol "malo". Además son ricos en vitamina E (antioxidante).


· las frutas y verduras son ricas en fibra, carotenos y antioxidantes. Esto es vital para mantener las arterias limpias. El ajo y la cebolla serán nuestros alimentos estrella.


· las legumbres tampoco deben faltar una o dos veces a la semana ya que su gran riqueza en fibra nos ayuda a evitar absorber grasas y azúcares innecesarios.


· un poco de vino al día también nos aporta una buena dosis de antioxidantes. En exceso produce el efecto contrario. Un vasito en las comidas es más que suficiente.


· las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva son una de las claves de los pueblos mediterráneos para evitar este tipo de enfermedades (la arterioesclerosis). Así que hemos de aumentar su consumo.


· la lecitina de soja emulsiona y elimina las grasas de la sangre.


(Otros hábitos aconsejables serían también la realización de ejercicio regularmente, así como la reducción de estrés).

Para concluir con la explicación de esta enfermedad, podemos decir que es responsable de muchos efectos secundarios, haciendo que sea una de las enfermedades con peores consecuencias a largo plazo, entre estos “efectos colaterales” encontramos:

· Infarto (tanto de miocardio, como accidente cerebro-vascular): cuando se cierra la luz del vaso.


· Angina.


· Hepatoesplenomegalia (agrandamiento del hígado y bazo)


· Enfermedades renales y oftalmológicas.


· Dolor abdominal con o sin pancreatitis.


· Fallo cardíaco congestivo.


· Alteraciones del ritmo cardíaco.


· Muerte Súbita.


· Xantomas tendinosos y/o tuberosos.


· Xantelasma.


(Alguna información aquí mencionada ha sido recogida de las webs: http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=865 y http://www.salud.com/enfermedades/arterioesclerosis.asp)

Triángulo para cuidar el corazón

Triángulo para cuidar el corazón

Sencilla explicacion del proceso de arteriosclerosis.

Loading...